Algodón orgánico, una apuesta segura